martes , 17 septiembre 2019

8 trucos para acelerar tu metabolismo

Para muchas personas, el lograr perder peso o incluso mantenerlo es un reto, y el constante bombardeo de información no ayuda. Dietas van y vienen, y al final, sólo queda confusión e información contradictoria.

Lo cierto es que la pérdida de peso no es ningún misterio, únicamente hay que seguir ciertos trucos que nos ayuden a acelerar el metabolismo.

El metabolismo (la velocidad a la que nuestro cuerpo procesa los alimentos para su transformación) se vuelve más lento por diversos factores: una alimentación pobre en nutrientes, el estrés, la vida sedentaria e incluso el simple paso del tiempo.

Afortunadamente, hay varias cosas que puedes hacer para acelerar tu metabolismo y quemar más grasa.

1. Toma té verde
El té verde es una maravilla de la naturaleza que debemos aprovechar. Tiene propiedades termogénicas, gracias a su contenido de capsaicina y catequina, lo que significa que ayuda al cuerpo a quemar más calorías de lo normal.
Además, su alto contenido en antioxidantes aumenta el proceso de oxidación de la grasa, dando como resultado mayor quema de la misma.

2. Consume canela y jengibre
Según han revelado diversos estudios, con tan sólo media cucharadita al día de canela, puede metabolizar el azúcar hasta 20 veces más rápido.
Por su parte, el jengibre tiene también efectos termogénicos que favorecen la quema de grasa. Además ayuda a controlar el apetito y mejorar la absorción de los nutrientes.
Una taza de una infusión de jengibre con canela es ideal.

3. Haz ejercicios en intervalos de alta intensidad
En los últimos años se ha comprobado que el mejor método para acelerar el metabolismo son los ejercicios HIIT (High Intensity Interval Training).
Esto se debe a que incrementa la capacidad del organismo para oxidar tanto la grasa como la glucosa, gracias a los demandantes intervalos de alta intensidad.
Lo anterior tiene como resultado que el metabolismo se mantenga acelerado por hasta 48 horas después de haber realizado el entrenamiento, lo que no sucede con el ejercicio cardiovascular tradicional.