miércoles , 22 mayo 2019

Brasil cierra permanentemente presas similares a la que produjo tragedia en enero

La Agencia Nacional de Minería (ANM) informó este lunes que el Gobierno de Brasil ordenó cerrar de forma permanente todas las represas mineras construidas con las mismas características de la que colapsó el 25 de enero en Brumadinho y que ocasionó una tragedia que hasta ahora deja 169 muertos y 141 desaparecidos.

La ANM mediante una resolución estableció que las represas inactivas con esas características deben ser cerradas a más tardar el 15 de agosto de 2021 y las que aún están en operación dos años después.

La norma, además, recalca la prohibición establecida desde 2016 de construir nuevas represas tipo “montante”, como la de la minera Vale que colapsó en la localidad de Brumadinho, estado de Minas Gerais, sudeste del país, hace al menos un mes.

 

De acuerdo con la base de datos de la ANM, en el país existen 218 represas de minería clasificadas como de alto daño potencial asociado; es decir, que pueden ocasionar tragedias como la de Brumadinho debido a su rompimiento o por su mal funcionamiento. De ese número, 84 están construidas bajo el sistema montante, una tecnología muy antigua y más barata, pero que implica altos riesgos porque, como la represa está cimentada sobre residuos, su resistencia es baja.

No obstante, el número de represas en riesgo puede ser mayor. Cifras oficiales divulgadas en enero luego de la tragedia antes mencionaba, señalan que de las 20.000 represas que hay en Brasil, 3.386 debían ser fiscalizadas con prioridad por el Gobierno por estar clasificados con “daño potencial asociado alto” o “riesgo alto”.