martes , 12 noviembre 2019

Cinco cenas ligeras y saludables: no pasarás hambre y dormirás mejor

1. Aguacate relleno

1.-Aguacate-relleno. 1. Aguacate relleno

Vacía medio aguacate, pica la pulpa y mézclala con otros ingredientes que te gusten (por ejemplo tomate, pimientos de piquillo picados, manzana, perejil fresco, cilantro fresco, cebolla de primavera, ajetes tiernos, maíz dulce, zanahoria rallada…).

Sírvetelo en la cáscara del aguacate, que hace las veces de bol. Aunque parezca poco, ¡medio aguacate de buen tamaño llena mucho!

2. Rollos de lechuga romana

2.-Rollos-de-lechuga-romana. 2. Rollos de lechuga romana

Con las hojas de la lechuga romana podemos hacer rollitos frescos en un momento y aprovechar lo que tengamos por la nevera: un poco de arroz integral cocido, aguacate, pimientos, cebolla, brócoli, kale, brotes y germinados, encurtidos (remolacha, aceitunas, alcaparras…), zanahoria rallada, mazorquitas de maíz, etc.

Para poder enrollarlas bien basta con usar las partes más tiernas de la lechuga (las partes más cercanas al tallo se pueden cortar en juliana y añadir como relleno) y no pasarse con el relleno.

3. Ensalada de frutas

4.-fruta. 4. Ensalada de frutas

Utiliza lo que tengas y esté de temporada: manzana, pera, melón, cerezas, arándanos, frambuesas, plátano… Córtalo todo en trocitos y alíñalo con yogur  natural sin azúcar, una pizca de zumo de limón y, si quieres, unas hojas de hierbabuena.

Puedes ponerle por encima un copete de nata de coco montada con un toque de canela.

El único truco para las ensaladas de frutas es elegir frutas muy sabrosas y maduras y dejarlas en la nevera antes de hacer la ensalada para que estén fresquitas.

Cómpralas en la frutería o en el mercado mejor que en supermercados.

4. Gazpacho

 gazpacho. 6. Gazpacho

Los reyes del verano son el gazpacho y el salmorejo, una buena opción para una cena ligera.

Si te suele repetir el gazpacho, antes de hacerlo corta el pepino en rodajas y déjalo en remojo con un chorrito de vinagre o zumo de limón y una pizca de sal. Después escúrrelo, lávalo y añádelo con el resto de ingredientes.

Tampoco te pases mucho con el ajo, o utiliza ajos asados. Puedes aprovechar un día que ases verduras para poner un par de cabezas de ajo y tenerlos en la nevera guardados para cuando los necesites.

Acompáñalo de panes integrales y palitos de verduras frescas como zanahoria, pimiento, apio, etc.

5.Salteados de verduras y hortalizas

salteado. 12. Salteados de verduras y hortalizas

Elige las que estén de temporada, lávalas, pélalas y córtalas en trozos medianos o en juliana para que se hagan antes. A mí me gusta comenzar la base del salteado con cebolla, ajo y alguna especia para añadir alguna ración proteica como unos trozos de tofu duro o un buen puñado de guisantes. Después las verduras y hortalizas (zanahoria, puerros, brócoli, calabacín, champiñones, col china, tirabeques, chirivía, remolacha, pimientos…) hasta que estén al dente y listo para servir.