jueves , 21 febrero 2019

¿Cómo saber si un lunar es peligroso?

“Los lunares son pequeñas manchas o bultos que aparecen en la piel. La mayoría de ellos son benignos y podemos tenerlos desde el nacimiento. Pero también están los lunares adquiridos con el tiempo, a causa de la exposición al sol”, comenta Martín Falla, oncólogo y especialista en piel.

El especialista nos enseña el ABC de la prevención para ayudarnos a identificar un posible lunar cancerígeno:

A. Asimetría: presta mucha atención si la mitad de tu lunar no corresponde con la otra mitad.

B. Bordes irregulares: revisa si los bordes del lunar no están bien definidos y no se aprecia con exactitud dónde empieza y dónde termina la lesión.

C. Color: si el lunar presenta más de un color, como café, negro, verde y/o rojo debe conducirnos a estudiar con más rigor la lesión que tenemos.

D. Diámetro: cuando un lunar mide más de un centímetro de diámetro o ha crecido desde la revisión anterior, debemos ponernos alertas.

E. Evolución: es importante observar si con el paso del tiempo el lunar cambia de tamaño, forma o color.