viernes , 26 abril 2019

Dormir con la mascota: ¿es conveniente para tu niño?

Pocas estampas son tan tiernas como las de un niño y su mascota entrelazados tomando la siesta o la de un perro durmiendo bajo la cuna de un bebé recién nacido. Pero, vale preguntarse: ¿Es conveniente que el animal doméstico comparta la cama con tu hijo o está bien que permanezca en la habitación?

Mónica García Albertimédico veterinario, asegura que no representa ningún riesgo que comparta el cuarto con el pequeño, más no la cama. “No es lo recomendable, porque las mascotas traen en sus patas la suciedad de la calle y la trasladan a la cama o el sofá”, explica.

 

Cualquier perro o gato vacunado, sano y limpio, no debería ser una fuente irremediable de enfermedades. Ni siquiera para los chicos. Por tanto, está en condiciones de compartir la habitación. Lo importante es que exista una desparasitación interna y externa periódica, cada seis meses, para minimizar la transmisión de parásitos y bacterias.

Los niños que se muestran reacios a dormir solos encuentran un aliado en su perro o gato para enfrentar su temor a la oscuridad, porque en su compañía se sienten menos vulnerables. En general, su presencia es beneficiosa para su desarrollo personal, ya que los ayuda en fomentar su sentido de la responsabilidad y empatía, refiere el pediatra Roberto Somocurcio.