jueves , 22 agosto 2019

El expresidente brasileño Michel Temer es transferido de prisión

El expresidente brasileño Michel Temer, de 78 años y preso desde el jueves por un caso de corrupción, fue trasladado este lunes a las instalaciones del Comando Antidisturbios de la Policía Militarizada de Sao Paulo, donde permanecerá en una celda especial hasta que la Justicia decida su suerte.

Temer, que el 1 de enero le entregó la banda presidencial a Jair Bolsonaro, estaba detenido en una sala en la sede de la Superintendencia de la Policía Federal en Sao Paulo y sus abogados habían solicitado el traslado a una celda más adecuada para su condición de ex jefe de Estado.

 

Los abogados pidieron el traslado debido al poco espacio que tenía en la Superintendencia de la Policía Federal, que admitió en un comunicado no tener las condiciones para acogerlo en una sala de «Estado Mayor» como la legislación prevé para casos de expresidentes.

Antes de ser trasladado al Comando Antidisturbios de la Policía Militarizada de Sao Paulo, en el centro de la ciudad, Temer pasó por elInstituto de Medicina Legal (IML) para ser sometido a un examen que comprobase que no sufrió malos tratos durante su permanencia en la Policía Federal.

El Tribunal Regional de la Segunda Región (TRF-2) determinó el miércoles, por dos votos a uno, el reingreso del exgobernante en prisión de forma preventiva tras derribar el hábeas corpus con el que garantizó su libertad tras haber estado cuatro días preso en una celda en Río de Janeiro.

Temer se entregó voluntariamente a las autoridades en la tarde del jueves.

No obstante, el Superior Tribunal de Justicia (STJ), la segunda corte en jerarquía del país, juzgará este martes un nuevo recurso de la defensa de Temer para pedir su libertad.