miércoles , 8 julio 2020

El sacrificio de Britney Spears para no poner en peligro la vida de sus hijos

La princesa del Pop ha vuelto a ser noticia gracias a la reciente información revelada por el portal E! News,  quienes aseguraron que la interprete de “One More Time” tuvo que alejarse de sus hijos para poder protegerlos en tiempos de pandemia. Desde hace tiempo se ha sabido que Britney ha sido un madre muy sobre protectora y en tiempos de coronavirus, decidió estar alejada dos semanas completas de sus retoños para no contagiarlos del virus.

La icónica cantante tomó la iniciativa de dejar de ver a sus pequeños de 14 y 13 años y los dejó al cuidado de su actual pareja, Sam Asghari.  Spears volvió de un viaje del estado de Luisiana y tomó la decisión de que NO quería poner en peligro a las tres personas que más ama en esta vida. La cantante de 38 años se aisló por completo durante dos semanas.

“Britney se puso en cuarentena sola después de su viaje a casa en Kentwood. Realmente extrañaba a su familia y quería verlos. Ella estaba sola en Los Ángeles y tenía sentido ir con la familia”, dijo una fuente al portal de entretenimiento, E! News.

De acuerdo con la fuente, la cantante estaba completamente consciente que un viaje para ir a ver a su familia, implicaría no ver a sus hijos por un tiempo, pero en realidad era necesario para Spears hacer ese viaje.

“Sabía que cuando volviera a Los Ángeles tendría que ponerse en cuarentena y valía la pena para ella”, agregó.

Pero, el que no hubiera contacto directo, no significaba que la cantante no estuviera en comunicación con sus hijos. De acuerdo a la fuente, la cantante habló con ellos diariamente a través de videollamadas, pero en cuanto pudo, retomó su rutina y comenzó a ver a sus hijos de nuevo.

“Britney no vio a sus hijos durante 2 semanas y tampoco vio a su novio Sam por un tiempo. Quería asegurarse de que todos estuvieran a salvo y que no hubiera ningún riesgo. Ahora ha comenzado a verlos nuevamente en su horario habitual”, agregó la fuente.

A finales de abril, a través de Instagram la cantante compartió su frustración de no haber visto a su novio, además con otras frustraciones que muchas otras personas han compartido durante la cuarentena.

“Así que, básicamente, no he visto a mi novio Sam Asghari en lo que parece ser una vida. ¡De hecho, he perdido peso por extrañarlo… ¡Ahora ninguno de mis pantalones o camisas me queda bien! ¡Supongo que eso es lo que falta alguien que pueda hacer … ¿quién más está experimentando esto?”, dijo Spears.

“[Britney y Sam Asghari] no han estado físicamente juntos durante algunas semanas. Ella solo quiere estar a salvo en cuarentena y no quiere arriesgar nada, así que solo está tomando precauciones”, explicó una fuente al mismo portal. Aunado a esto, la cantante también se comunicó con Asghari vía videollamadas.

Pero para el 25 de mayo todo había vuelto a la normalidad con la pareja, porque ambos pasaron el Día de los Caídos juntos e incluso compartieron un video de ambos bailando al ritmo de “Blinding Lights”, de The Weeknd.

En una entrevista aparte, la hermana de Spears, Jamie Lynn, hablo de cuando su hermana mayor la visitó, cuando todo comenzaba a desarrollarse.

“Mi hermana vino al principio, pero no estábamos seguros de cuánto duraría todo. Entonces ella se quedó por unas dos semanas, creo y luego regresó a casa. Así que ella estuvo aquí, mi hermano ha estado aquí; pero solamente ha estado la familia inmediata porque no estamos tratando de hacer esto como una fiesta de cuarentena”, agregó.