La Nasa hace revelaciones sobre su nuevo viaje a la luna

Un viaje espacial a ese gran satélite que adorna las noches, y que se encuentra aproximadamente a 384.800 kilómetros de la Tierra. Aunque suena maravillosa, una excursión de ese tipo no debe ser nada económica.

Según Jim Bridenstine, administrador de la Nasa, hacen falta entre 20 mil millones y 30 mil millones de dólares para que la expedición a la luna en 2024 sea un hecho.

El proyecto del 2024 se llama Artemis, como la diosa griega de la luna. Allí, se espera que viajen dos astronautas, un hombre y una mujer.

El propósito de “Artemis” es instalar una presencia sostenible en la luna, y de esa forma preparar el camino para que astronautas puedan volver en futuras ocasiones.

 

Hay doce mujeres astronautas en la NASA y probablemente una de ellas viajará a la Luna en 2024.

Tienen entre 40 y 54 años. Son expilotos militares, médicas o tienen títulos doctorales, y han sido reclutadas entre miles por la Agencia Espacial de Estados Unidos desde fines de los años noventa.

Predecir cuál será la elegida para unirse a Neil Armstrong en los libros de historia es imposible, pero para varios exastronautas y expertos entrevistados, la cercanía de la fecha prevista para la hazaña obligará a la NASA a escoger a una de estas doce en lugar de a principiantes.

«Sería mejor enviar a personas que hayan realizado al menos un vuelo», afirmó Ken Bowersox, un alto funcionario de la NASA.

No será una tarea difícil: nunca antes las mujeres habían sido tan numerosas en la agencia espacial.

Al principio, la NASA solo contrataba astronautas hombres. La primera estadounidense en el espacio fue Sally Ride en 1983. Los doce astronautas que caminaron sobre la Luna entre 1969 y 1972 son todos hombres.