domingo , 31 mayo 2020

Moldavia celebrará elecciones presidenciales el 1 de noviembre

Moldavia celebrará elecciones presidenciales el próximo 1 de noviembre, a las que el actual presidente, el prorruso Ígor Dodon, en la jefatura del Estado desde 2016, no ha descartado postularse de nuevo.

El Parlamento moldavo fijó la fecha de los comicios acorde a lo estipulado en las leyes electorales, que obligan a celebrar las elecciones al menos 30 días antes del fin de cada mandato, informó la agencia Moldpres.

Dodon pidió la semana pasada establecer la fecha de las elecciones e insistió en que se inscribiese en el plazo establecido.

Con esta iniciativa intentó dejar sin argumentos las especulaciones de que buscaba demorar los comicios para extender su mandato, que concluye el próximo 23 de diciembre.

Tras sus declaraciones, el Partido Socialista moldavo, formación a la que pertenece, presentó ante el Legislativo la propuesta de fecha.

Dodon afirmó recientemente en una entrevista a la agencia rusa TASS que no descartaba presentarse a un segundo mandato.

En las elecciones presidenciales del 1 de mayo su principal contrincante sería la ex primera ministra Maia Sandu, líder del partido de centro derecha ACUM (Ahora).

Sin embargo, el camino a la reelección de Dodon podría verse dificultado debido a un vídeo comprometedor filtrado en internet en el que supuestamente recibe un soborno.

En las imágenes, difundidas por el parlamentario opositor Iurie Renita, se muestra una reunión entre Dodon y el oligarca Vladímir Plahotniuk, en busca y captura internacional por corrupción.

La grabación, en la que el magnate supuestamente ofrece un soborno al líder moldavo, tuvo lugar en junio del año pasado, según la oposición del país, antes de la fuga del multimillonario y exlíder del Partido Democrático de Moldavia.

Esto motivó a la oposición a plantearse el posible inicio de un proceso de destitución del presidente, iniciativa que podría quedar únicamente en el papel ya que el Partido de los Socialistas de Moldavia de Dodon controla más de un tercio de los escaños en el Parlamento unicameral del país.

El mandatario confirmó el encuentro con Plahotniuk, pero negó categóricamente haber recibido ningún soborno y se dirigió a la Fiscalía General para que realizase una investigación plena.