miércoles , 17 agosto 2022

Ameca: El humanoide más real y avanzado existente

La empresa británica de robótica Engineered Arts causó furor en las redes sociales luego de que el video de su humanoide Ameca se viralizara con rapidez.

Uno que mostraba a un robot capaz de representar expresiones faciales inquietantemente realistas y con una estética casi similar a la del recordado humanice Sonny de la película “Yo, Robot”.

«Ameca es el robot con rostro humano más avanzado del mundo, que representa la vanguardia de la tecnología. Está diseñado específicamente como una plataforma para el desarrollo de tecnologías robóticas futuras», explica la compañía a través de un comunicado de prensa publicado en su página web oficial.

“Es capaz de replicar cientos de gestos humanos, así como también el habla y la simulación de emociones humanas con una perfección sin precedentes, ya que lo hace prácticamente igual que las personas”, agrega el escrito.

Ameca fue desarrollada para estudiar la interacción entre hombres-robots mediante la creación de señales faciales creíbles y esto quedó sumamente corroborado en su participación en la Exposición Internacional de Tecnología CES 2022, que fue desarrollada durante el 5 y 8 de enero en la ciudad de Las Vegas, Estados Unidos.

Sin duda alguna, la estrella de este evento fue Ameca, ya que los participantes hicieron fila con tal de interactuar con este robot y poder tomarse fotografías.

“Hemos diseñado Ameca para que se parezca lo más posible a los movimientos humanos. Los humanos son muy complejos, por lo que hacer un robot exactamente igual que un humano es casi imposible. Pero si lo hiciéramos, no te asustaría porque asumirías que es un humano“, detalló Morgan Roe, director de operaciones de Engineered Arts a la agencia AFP.

Por suerte de algunos este realista humanoide marca una gran diferencia con el presentado por Elon Musk, ya que si bien puede tener expresiones casi humanas aún no puede caminar. Asimismo, debido a increíbles características en tan solo algunas décadas podrían estar conviviendo con los humanos, así lo vaticinó Roe.