sábado , 4 diciembre 2021

El 5G se propagaría en 2021 en Panamá

Aun la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) indica a la ciudadanía en general que la red de quinta generación, conocida como 5G, no ha sido solicitada por parte de las empresas concesionarias de telecomunicaciones ni ha sido autorizada por parte de esta entidad para el despliegue de torres, antenas y equipos en la República de Panamá.

Expertos calculan que Panamá estaría listo para la implementación a partir del 2021, tanto por la migración de teléfonos como por la infraestructura requerida. El proceso tomaría unos años, tal como ocurrió con la red LTE, que se implementó en marzo de 2015 pero aún hay áreas que no tienen cobertura al 100% de esta red.

De acuerdo a un comunicado de la ASEP, se envía un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía reiterando que en Panamá no están operando de forma autorizada las redes inalámbricas 5G.

En virtud de las publicaciones y comentarios realizados en distintos medios de comunicación y redes sociales, sobre las aprehensiones y temores del público a nivel local e internacional sobre el despliegue de esta red, la ASEP informó de la creación de una Comisión de Estudio sobre 5G que estará vigilante al desarrollo tecno-científico de este tipo de tecnología y así mantener informados a los usuarios.

Panamá, como parte de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), está trabajando en la identificación de nuevas bandas de frecuencias armonizadas a nivel mundial para garantizar que cualquier desarrollo tecnológico del 5G se realice respetando la seguridad ambiental y salud humana.

Esta tecnología permite a los consumidores contar con mayores velocidades de datos y promete una capacidad superior, aumentado la eficiencia de las redes, la cual está siendo diseñada para dar soporte a futuros servicios y aplicaciones.

Localmente, la semiestatal Cable & Wireless contempla realizar «en un futuro cercano» pruebas de esta tecnología. El director de Asuntos Corporativos de la empresa, Roberto Mendoza, indicó que trabajan en la ampliación de la red a 4.5G o LTE Advanced, que consiste en añadir portadora adicional de LTE en bandas de frecuencia diferentes, con lo cual se amplía la capacidad.

En cuanto a los equipos, marcas como Huawei, que se ha autoproclamado como la pionera de la red 5G, declaró haber invertido más de US$600 millones en investigación de esta tecnología entre 2009 y 2013, aparte de otros US$1.400 millones en el desarrollo de productos 5G entre 2017 y 2018. Según el gigante tecnológico chino, que ahora está enfrascado en una guerra de sanciones por parte de Estados Unidos, ya tiene 30 contratos comerciales de 5G con los principales operadores mundiales.

La encuesta también pidió a los participantes que identificaran sus planes para hacer frente a los problemas energéticos de hoy y en cinco años, cuando soporten la red 5G, la cual, según el 94% de los encuestados, aumentaría el consumo energético de la red.

Lifewire reseña por su parte que en Estados Unidos la red 5G también se propagaría a mayor escala a partir de 2020, donde calculan que para el año 2023, un 32% de los teléfonos inteligentes estadounidenses estén conectados a dicha red. Hoy están conectados usuarios selectos en algunas ciudades, servidas por empresas como Verizon, C Spire, Starry, AT&T, Sprint y T-Mobile.

América Latina se convertiría así en un receptor esteral de inversiones de cara a la preparación de la infraestructura que requiere la propagación de la red 5G.