sábado , 26 noviembre 2022

El huracán «Ian» sale de Florida tras dejar un rastro de inundaciones, apagones y destrucción

«Ian» ha dejado la noche del miércoles a jueves un rastro de inundaciones, apagones eléctricos y daños materiales al atravesar Florida. Unos 2,5 millones de clientes se han quedado sin luz por culpa del ciclón, que ha perdido fuerza.

 La destrucción por la marejada, la lluvia y el viento es catastrófica en lugares como Fort Myers y Naples y las inundaciones son graves en numerosos lugares del Estado, incluida la ciudad de Orlando.

Al bajar la velocidad de los vientos ha dejado de ser considerado un huracán y ha vuelto a la categoría de tormenta tropical. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha declarado zona catastrófica a buena parte de Florida.

“Ian es ahora una tormenta tropical”, ha señalado el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en su parte de las 5 de la mañana, hora de Florida (11.00, hora peninsular española). “Sin embargo, aún se espera que produzca vientos fuertes, lluvias fuertes y marejada ciclónica a través de sectores de Florida, Georgia y las Carolinas”, ha advertido.

 La buena noticia es que el huracán sigue desplazándose a buen ritmo, lo que atenúa el riesgo de inundaciones por lluvias continuadas en las mismas zonas.

El NHC situaba el ojo del huracán a esa hora a pocos kilómetros de la costa Este de Florida, con lo que ha cruzado el Estado de un lado a otro en diagonal, de Sur a Norte y de Oeste a Este. Vuelve al Atlántico por la zona de Port Orange, ligeramente al noreste de Orlando y a unos 15 kilómetros al norte de Cabo Cañaveral.

Según el organismo que vigila la evolución de los ciclones tropicales, se espera un giro hacia el norte-noreste más tarde, seguido por otro giro hacia el norte y norte-noroeste con un aumento en la velocidad de traslación el viernes y el viernes en la noche.

En la trayectoria pronosticada, se espera que, tras volver al Atlántico en la costa Este de Florida, el centro de Ian se acerque a la costa de Carolina del Sur el viernes y se desplace tierra adentro a través de las Carolinas el viernes por la noche y el sábado.

Los vientos máximos sostenidos han disminuido a cerca de 65 millas por hora (100 kilómetros por hora) con ráfagas más fuertes. Una vez que vuelva a estar sobre el mar, se espera una leve reintensificación, con lo que Ian podría estar cerca de fuerza de huracán cuando se acerque a la costa de Carolina del Sur el viernes. Se espera que se debilite el viernes por la noche y el sábado después de que Ian se mueva tierra adentro, siempre según el Centro Nacional de Huracanes.

La combinación de la marejada ciclónica y la marea aún causará que áreas normalmente secas cerca de la costa se inunden por aumentos en el nivel del agua moviéndose tierra adentro. Sin embargo, frente a los 12 a 18 pies (de cuatro a seis metros, aproximadamente) que se pronosticaban en la costa Oeste, en la costa Este el máximo aumento del nivel del agua se cifra entre 4 y 6 pies.