sábado , 4 diciembre 2021

OPS y CEPAL: Sin salud no habrá recuperación económica

Las debilidades de los sistemas de salud y las desigualdades que existen en América Latina y el Caribe han dificultado el control de la pandemia y por eso los gobiernos deben asumir un papel clave, fortalecer la inversión pública e implementar transformaciones que ayuden a avanzar hacia una recuperación, dijeron las dos organizaciones de las Naciones Unidas OPS y CEPAL.

“Sin salud no hay economía y sin salud no habrá recuperación económica sostenible, la prioridad sigue siendo la necesidad de controlar la crisis sanitaria desde un enfoque integral y mediante la aceleración de los procesos de vacunación”.expresó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Bárcena efectuó sus declaraciones junto a Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), al presentar el informe “La prolongación de la crisis sanitaria y su impacto en la salud, la economía y el desarrollo social”, reseñó AP. 

En el reporte, la CEPAL y la OPS instaron a los gobiernos a transformar los sistemas sanitarios, acelerar la vacunación contra el covid-19 y fortalecer la inversión pública.

“La pandemia ha dejado en evidencia la necesidad de construir una agenda de salud pública con una perspectiva integral e integrada”, contempló el informe de 39 páginas presentado en una conferencia de prensa virtual.

Asimismo destacó que debe reconocerse la interdependencia entre los aspectos sanitarios, sociales, económicos y ambientales, y que el Estado debe seguir cumpliendo un papel clave e indispensable en la respuesta a la pandemia.

Bárcena resaltó que el rol del Estado es esencial y enfrenta el desafío de procurar vacunas, mantener transferencias de emergencia a poblaciones vulnerables, acelerar la inversión pública en salud y garantizar la sostenibilidad financiera de los sistemas de protección social.

Para este año CEPAL estima que la economía regional crecerá un 5,9% que no alcanzará a recuperar los niveles previos a la pandemia. Para 2022 volvería a caer para ubicarse en un 2,9%.

La cantidad de personas en situación de pobreza extrema aumentó en 2020 a 78 millones, ocho más que en 2019, mientras la pobreza llegó a los 209 millones de personas, 22 millones más que el año anterior.

“Es probable que a pesar de la recuperación económica, la pobreza y la pobreza extrema se mantengan en altos niveles o aumenten en 2021 si no se mantienen las transferencias de emergencia y medidas de protección social”, de acuerdo con el informe.

Gran parte de los países han tenido dificultades para vacunar a su población debido a la falta de dosis disponibles, que han sido acaparadas por las naciones más desarrolladas del mundo. En promedio, sólo el 39% de la población de la región está completamente vacunada.

El informe señaló que la persistencia de la crisis ha dejado al descubierto la necesidad de transformar los sistemas de salud en la región, que antes de la pandemia ya eran débiles, para responder debido a la falta de recursos.

Entre las recomendaciones de los organismos aparecen un enfoque intersectorial en las políticas de salud, fortalecer la equidad en la salud, la sostenibilidad financiera y el papel del Estado, acelerar la vacunación, mantener políticas fiscales expansivas y fortalecer la inversión pública.

Fuente: AP