lunes , 18 octubre 2021

Samsung presenta la nueva Samsung Flip

El pasado jueves 24 de Mayo en las oficinas de Samsung ubicadas en Costa del Este, fue presentando a los medios de Panamá la nueva Samsung Flip.

Samsung está mejorando la forma en cómo se colabora en las reuniones y clases con los tradicionales marcadores que dejan el rastro no solo en el tablero, diapositivas recargadas que no dejan leer el texto o polvo de tiza que mancha la ropa y las manos, actualmente y gracias a Samsung Flip, todo esto es cosa del pasado, se trata de una pantalla táctil de 55 pulgadas que se puede colocar en formato vertical u horizontal gracias a su soporte móvil de piso. Todo ello para dibujar, presentar, explicar, compartir y comunicar en espacios profesionales de grandes y medianas empresas, así como en centros educativos y universidades.

La compañía ha desarrollado Samsung Flip para “dar respuesta a las necesidades de las empresas de mejorar el modo en el que comparten ideas. El uso de herramientas tecnológicas avanzadas en entornos empresariales ayuda a un trabajo más creativo, colaborativo y productivo”, explicó Wilfredo Cárdenas, Gerente de Producto de Enterprise Business.

Integrando funciones de rotafolio, esta pizarra digital permite compartir información y anotaciones por correo electrónico, USB o en un disco virtual y también imprimirlo directamente, así como realizar búsquedas de archivos. Ayudados por la memoria integrada de 8Gb en el Samsung Flip, es posible localizar y consultar los materiales que hayan sido guardados de diferentes reuniones. Incluso, una de las claves de Samsung Flip es que hasta cuatro participantes pueden interactuar al mismo tiempo utilizando los lápices pasivos.

Ayudados por la memoria integrada de la propia pizarra y por la App Flip, es posible localizar y consultar los materiales que hayan sido guardados de diferentes reuniones. De hecho, una de las claves de la pizarra Flip es que hasta cuatro participantes pueden interactuar al mismo tiempo utilizando los lápices pasivos que se incluyen con la pantalla.

Flip dispone de un pedestal con ruedas para facilitar su desplazamiento, así como un soporte giratorio para utilizar la pantalla en vertical u horizontal.

Con una resolución 4K, se puede escribir, dibujar y señalar los contenidos en pantalla. Tiene disponibles paletas de colores con diferentes tonos que varían de acuerdo a la elección y el trazo, punta gruesa o delgada, para lograr que las explicaciones tengan un gran impacto visual. “Los usuarios pueden crear sus trabajos haciendo uso de los SPen que vienen con la pantalla o cualquier otro dispositivo similar. En este sentido, cada usuario puede personalizar sus anotaciones con su propio estilo, tamaño y color de texto”, agregó Cárdenas.

Además, lo bueno de usar una pantalla táctil es que permite capturar todo lo explicado sin borrarlo constantemente. Solo hay que deslizar la pantalla a través de la barra de navegación para encontrar otro espacio limpio y seguir dibujando y explicando.

Samsung Flip posee una memoria interna de 8 GB para guardar los contenidos. O, si se prefiere, compartirlos a través de correo electrónico como una imagen o exportarlos a un pendrive conectado mediante el puerto USB.

Dispone también de puertos adicionales como USB y HDMI para que el contenido de smartphone, tablet o PC pueda ser mostrado también en la pantalla. Su tecnología NFC garantiza la mejor experiencia de sincronización con otros dispositivos, al mismo tiempo que las notas de reuniones generadas pueden compartirse con los asistentes a través de correo electrónico, o almacenadas para su posterior consulta.

De acuerdo con Cárdenas, esta pizarra implica “un entorno seguro para empresas, ya que incluye la seguridad de Knox de Samsung, ya conocida en sus dispositivos móviles. En este caso permite bloquear las notas guardadas bajo contraseña”

Indudablemente con Flip, las reuniones aburridas ya no serán una excusa, para que los colaboradores saquen su máxima creatividad, dejando atrás los marcadores que solo consiguen manchar la pantalla, las diapositivas recargadas que no dejan leer el texto o polvo de tiza que mancha la ropa y las manos.