domingo , 26 septiembre 2021

Jennifer López y Alex Rodríguez anuncian su separación

Jennifer López, de 51 años, y Alex Rodríguez, de 47, han roto su relación amorosa. La noticia llega un mes después de que se supiera que habían anulado su compromiso matrimonial, que atravesaban una importante crisis y que estaban acudiendo a terapia. En un último intento por acallar los rumores, la pareja difundió a través de sus redes sociales algunas fotos juntos desde la República Dominicana donde ella está rodando una película. Pero finalmente no han podido resolver sus diferencias, por lo que la cantante y actriz y el exjugador de béisbol, con el que llevaba saliendo cuatro años, han anunciado este jueves su separación a través del medio estadounidense Today.

“Nos hemos dado cuenta de que estamos mejor como amigos y esperamos seguir siéndolo”, comienza el comunicado difundido por la pareja. “Continuaremos trabajando juntos y apoyándonos mutuamente en nuestros negocios y proyectos compartidos. Nos deseamos lo mejor para nosotros y para nuestros hijos. Por respeto a ellos, solo queremos añadir nuestro agradecimiento a todos los que nos han enviado palabras amables y de apoyo”. En este tiempo de relación, la pareja se ha consolidado también como una rentable sociedad que genera muchos ingresos publicitarios.

 

El pasado 13 de marzo, varios medios de EE UU anunciaron la ruptura de las dos celebridades después de dos años comprometidos y cuatro de relación. Sin embargo, la glamurosa y millonaria pareja matizó después a Fox News en un comunicado que la noticia no era del todo cierta, que ambos están “trabajando en algunas cosas”. López y Rodríguez celebraron en septiembre de 2019 su fiesta de compromiso, pero pospusieron dos veces la boda responsabilizando a la pandemia de coronavirus. En una entrevista reciente, la artista puertorriqueña comentó que junto a Rodríguez vieron a una terapeuta durante la cuarentena y que les había sido “muy útil”. Durante el inicio de la pandemia, la pareja convivió con sus respectivos hijos: los gemelos de 13 años de López, Maximilian “Max” David y Emme Maribel, que tuvo con Marc Anthony, y las hijas del exjugador Ella, de 12 años, y Natasha, de 16 años, y su exesposa Cynthia Scurtis.

Alex Rodríguez y Jennifer López se conocieron cuando ella aún estaba casada con Marc Anthony. Comenzó su noviazgo con la estrella del béisbol unos años después de separarse, en 2017. Él, de ascendencia dominicana, era el Cristiano Ronaldo del béisbol, además de un hombre de negocios y una figura relevante de la televisión. Cuando en marzo de ese año comenzaron a difundirse los rumores de un posible noviazgo con JLo, una fuente aseguró a los medios estadounidenses que López “parece emocionada”, pero que “es consciente de que él es un mujeriego y por eso está siendo cautelosa”. La cautela se terminó cuando el deportista le regaló un anillo de compromiso de un millón de dólares.

Cuando el exdeportista era una promesa del béisbol a sus 23 años, una periodista le preguntó: ¿Cuál sería la cita soñada para Alex Rodríguez? “Jennifer López. Ojalá puedas conseguirme una cita con ella”, contestó sin dudar. En menos de dos décadas, logró salir con la artista.

 

La actriz, cantante, compositora y empresaria se ha casado en tres ocasiones. La primera vez, con el escritor cubano Ojani Noa, en 1997, y cuatro años después, con el bailarín Chris Judd. Su relación más duradera y mediática fue con Marc Anthony, con quien contrajo matrimonio en 2004 y acabó en 2011. Tuvieron dos hijos. Rodríguez estuvo casado entre 2002 y 2008 con la psicóloga Cynthia Scurtis, madre de sus dos hijas. El divorcio se produjo después de que el ahora empresario engañara a su esposa con una bailarina de Las Vegas, entre otras relaciones extramatrimoniales. Tras esa ruptura, el exjugador de béisbol salió con las actrices Kate Hudson y Cameron Diaz.

A-Rod, como llaman a Rodríguez en el mundo deportivo, jugó en los equipos más importantes, como los Yankees de Nueva York y los Rangers de Texas. Destacaba por su buena técnica y su mal temperamento en el campo. En 2014, reconoció bajo juramento haberse dopado durante su época con los Yankees. Su testimonio a la Agencia para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, en sus siglas en inglés) era parte de una investigación mayor y le dio inmunidad. Tras abandonar su carrera deportiva en 2016, se ha dedicado de lleno a levantar su imperio con su compañía A-ROD Corp. También desarrolla una carrera televisiva como comentarista deportivo para Fox y ESPN y ha participado en varios programas de telerrealidad.

Fuente: El País