sábado , 22 enero 2022

Tribunal australiano ordena que Djokovic sea detenido en la mañana del sábado

Este viernes 14 de enero, los abogados del tenista serbio frenaron su deportación inmediata ante un tribunal de Melbourne, pero un juez determinó que Djokovic sea detenido cuando acuda a una cita con los funcionarios de inmigración en la mañana del sábado. El número uno del mundo entró a Australia sin haberse vacunado contra el Covid-19, un requisito para los no ciudadanos y no residentes en este país.

El caso del tenista serbio Novak Djokovic sigue sin resolverse, cuando quedan pocos días para la inauguración del Abierto de Australia.  

Un tribunal de Melbourne celebró este 14 de enero una vista de emergencia para abordar la segunda anulación del visado del deportista, quien se negó a vacunarse contra el Covid-19 al entrar al país.

La vista, que inició a las 20:45, hora local, fue presidida por el juez Anthony Kelly. Horas antes, el visado del deportista había sido anulado por Alex Hawke, el ministro de Inmigración de Australia.

El abogado del ministerio de Inmigración, Stephen Lloyd, aseguró que el tenista «no será detenido esta noche» ni deportado hasta su reunión con funcionarios de Inmigración el sábado a las 8:00 de la mañana, hora local.

El juez Kelly determinó que Djokovic permanezca en libertad hasta que acuda a la cita con los funcionarios de inmigración en Melbourne, donde será detenido.

Por otro lado, Nicholas Wood, el abogado del número uno del mundo, pidió al tribunal que la próxima vista se lleve a cabo el domingo, un día antes de que comience el Abierto de Australia. Allí las partes presentarán sus alegatos ante un juzgado federal. 

«El señor Djokovic podría tener que jugar el lunes o el martes. En esas circunstancias, estamos muy preocupados por el tiempo», explicó Wood.

Djokovic aterrizó en Melbourne el pasado 5 de enero. Ingresó a Australia sin haberse inmunizado contra el Covid-19, aunque presentó una exención médica que le permitía jugar en el Abierto de Australia sin estar vacunado. Sin embargo, las autoridades hallaron irregularidades en sus declaraciones, por lo que le cancelaron su visado y ahora el caso pasó a un juzgado federal.